Los Sauditas no encabezarán el Consejo de Derechos Humanos de la ONU


Después de la campaña de protesta de UN Watch, Arabia Saudita falló en su intento de encabezar el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para el próximo año, reportó el Tribune de Genève.
Sin embargo, la monarquía fundamentalista – un régimen que ahora ha decapitado a más personas que nunca en su historia- sigue manteniendo su poder como miembro con poder de voto del 47 consejo Nacional, la cual sigue manteniéndose en silencio ante los ataques indiscriminados de los aviones de guerra saudís que diariamente atacan el Yemen, con más de 1,942 fatalidades y 7,870 personas heridas desde marzo.
Lamentablemente, los Estados Unidos y la UE se negaron a pronunciar una palabra en protesta cuando UN Watch se lo solicitó junto con disidentes saudíes, para oponerse a las elecciones en la Cámara de los Saud en el 2013. En la ONU, parece ser, que el petróleo sigue ganándole a los principios básicos de los derechos humanos.

Raif Badawi

 
A pesar de su reputación de ser uno de los peores violadores de la libertad religiosa, Arabia Saudita fue el anfitrión de la conferencia sobre derechos humanos apoyados por la ONU en Jeddah, sobre “ el combate a la intolerancia y la discriminación basada en creencias y religión”- en el cual atendió el presidente del Consejo del Derechos Humanos de la ONU, y otros representantes internacionales de alto rango.
Mientras que la suprema Corte de Arabia Saudita sentencia con 10 años de prisión y 1,000 latigazos al blogger Raif Badawi, el liderazgo del Consejo del Derechos Humanos de la ONU legitimizó la intolerancia del régimen al asisitir al evento en Jeddah, que se llevó a cabo a unas pocas cuadras de donde las autoridades azotaron a Badawi por “insultar al Islam” y cerca de donde hoy él está cumpliendo su condena en la cárcel de Jeddah.
La esposa de Badawi, Ensaf Haidar expresó su enojo.
Para los altos rangos de Derechos Humanos de la ONU visitar Jeddah con una sonrisa mientras que Badawi se consume en prisión por ser un disidente religioso, aún bajo la amenaza de ser golpeado, es como ponerle sal a las heridas.
La administración de Obama envió a dos altos mandos para que sean participes, el embajador para la libertad religiosa David Saperstein, y Arsalan Suleman, el enviado especial de la Organización para la Cooperación Islámica.
También, Heiner Bielefeldt, El relator Especial de la ONU para la religión y la creencia, impartió un discurso en uno de los paneles. Amnistía, Human Rights Watch, y FIDH también atendieron a la conferencia.
La conferencia de Jeddah fue el 5to encuentro en lo que es llamado “el Proceso de Istambul” para implementar la controversial resolución 16/18 del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, titulada: “ Combatiendo la Intolerancia, los Estereotipos Negativos, la Estigmatización y la Discriminación, la Incitación a la Violencia en contra de Personas basada en se Religión o Creencias”
 
UNHRC president Ruecker on right
El Presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (derecha) dirigió una conferencia sobre libertad religiosa en Jeddah, Arabia Saudita, donde el blogger Raif Badawi está sirviendo una condena de 10 años por “insultar al Islam”
Organizada por las 56 naciones de la Organización de la Cooperación Islámica, el objetivo oficial de la reunión fue “discutir la implementación efectiva de la Resolución 16/18 por medio de la construcción en base a iniciativas existentes e identificar nuevas oportunidades de colaboración”

Share

Share on facebook
Share on twitter

Recent