La ONU publica lista negra anti-Israel, alimentando a la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones

COMUNICADO DE PRENSA

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet

GINEBRA, 12 de febrero de 2020 – La oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michele Bachelet publicó hoy una lista negra sin precedentes de empresas que conducen negocios con israelíes que viven en el Barrio Judío de Jerusalén y en otras áreas ubicadas cruzando la Línea Verde de 1949 que son reclamadas por israelíes y palestinos.

La oficina de Bachelet había pospuesto la publicación de la lista, admitiendo su “complejidad legal, metodológica y fáctica”.

La controversial base de datos de empresas conduciendo negocios con asentamientos israelíes, algo que la oficina de Bachelet no ha elaborado sobre ningún otro país, fue solicitada en una resolución del Consejo de Derechos Humanos en marzo de 2016, que fue presentada por Kuwait de parte del Grupo Árabe de 22 miembros, por Pakistán en nombre del Grupo Islámico de 56 miembros, junto con Sudán, Venezuela, Argelia, Bahrein, Bolivia, Chad, Cuba, Djibuti, Ecuador, Egipto y Libia.
“Las dictaduras iniciaron esta lista negra no porque les preocupen los derechos humanos, sino para desviar la atención lejos de los abusos seriales cometidos por miembros del Consejo como Venezuela, Libia, La RD Congo, usando al Estado judío como chivo expiatorio”, dijo Hillel Neuer, director ejecutivo de la organización de monitoreo con sede en Ginebra.
UN Watch ha publicado en detalle los Mitos y Verdades de la Lista Negra.
“Hacer negocios en territorios en disputa nunca ha estado prohibido bajo el derecho internacional, ni, hasta ahora, había sido sujeto a una lista negra de la ONU. Por ejemplo, la UE ha estado haciendo negocios comerciales y financieros en el Sahara Occidental ocupado por Marruecos y en Chipre del Norte ocupado por Turquía”, dijo Neuer.
“Curiosamente, de más de 100 disputas territoriales en el mundo hoy, incluyendo al Tíbet, Cachemira, Crimea, Sahara Occidental y Chipre del Norte, la ONU eligió solamente hacer una lista negra de las empresas haciendo negocios en los territorios en disputa de Israel”, agregó.
“Como lo dijeron varios democracias importantes en un texto dirigido a la ONU, la organización mundial no tiene ningún mandato legal para decirle a las empresas dónde pueden o dónde deberían operar. Más aún, si esto realmente se tratara de derechos humanos, el factor clave debería ser el considerar si los derechos humanos de los palestinos son efectivamente violados, aún así eso es ignorado”.
“Lamentablemente, este es un ejemplo más de los palestinos secuestrando organismos de la ONU para su agenda tendenciosa que promueve el conflicto en vez de la paz”.
“La Alta Comisionada Bachelet, que debería defender los principios de la Carta de la ONU de universalidad e igualdad, ha permitido que su oficina se convierta en una herramienta de discriminación para el movimiento BDS anti-Israel, que señala únicamente al Estado judío para que sea objeto de boicot, desinversión y sanciones.  Con esta lista negra, la ONU se ha convertido en el punto de partida para el BDS global.”
Haga click aquí para ver los Mitos y Verdades sobre la base de datos de la ONU